martes, julio 01, 2008

El espejismo de las encuestas

Ésta es una excelente aportación. Fresquita desde Mujeres en la Constituyente.
El debate está abierto.


Durante la elaboración de la nueva Constitución las encuestas han tenido un papel protagónico como en ningún proceso anterior que involucre un referéndum para contar o no con la aprobación del nuevo texto constitucional.

Han hecho uso de las encuestas: la oposición, el propio Gobierno e inclusive los medios de comunicación. En el caso de los medios y varios periodistas, las encuestas, lejos de orientar a la opinión pública, han servido como un instrumento para impulsar su campaña mediática por el no en el referéndum.

En los noticieros matutinos se formulan preguntas al público para que éste se pronuncie sobre diversos temas, entre los favoritos los relativos al aborto o los temas que guardan relación con la sexualidad. Estos temas han sido usados hábilmente para poner a la ciudadanía en medio de un falso dilema moral y ligarlo al imaginario de una Constitución que no favorecería la vida.

Pero la modalidad de preguntas no es la única que usan los medios. Otra modalidad que han manejado es la realización de entrevistas donde se exhiben encuestas como pruebas casi irrefutables de la realidad. Esta mañana en el noticiero Contacto Directo de ECUAVISA, se mostraron varias encuestas donde las preguntas fueron planteadas como trampas. Las preguntas indagaban sobre la opción del sí o el no en relación al derecho a la vida desde la concepción. Así las encuestas se usan como medida de presión, como chantaje, como manipulación.

En realidad no importa el derecho a la vida, en el fondo lo que importa es crear una idea generalizada de que la Constitución es anti ética, inmoral y por lo tanto solo resta votar por el no. En los artículos aprobados por la Asamblea se garantiza el derecho a la vida, sin embargo los intereses ocultos detrás de las encuestas sirven para respaldar posiciones personales o los intereses que defienden los periodistas, entre ellos el señor Carlos Vera.

Ninguna pregunta se hace sobre si la población está de acuerdo o no con la eliminación del aborto terapéutico de nuestra legislación, como ha sido el objetivo de grupos "pro – vida".

Ninguna encuesta se ha producido sobre otros temas importantes de la Constitución como el derecho a la salud, a la educación, sobre el modelo de desarrollo y sobre otros análisis convertidos en propuestas constitucionales, ejemplo, la naturaleza como sujeta de derechos de donde se desprenderán otras decisiones importantes como el modelo de desarrollo, etc.

En el Ecuador el movimiento de mujeres ha formulado importantes aportes tanto en el actual proceso como en anteriores donde se ha pretendido reformar las estructuras del Estado. Los derechos sexuales y los derechos reproductivos han sido fundamentales en la lucha de las mujeres ecuatorianas y de todo el mundo porque en el ámbito de la sexualidad es donde se mantienen los patrones de desigualdad, violencia y abuso de poder. Sin embargo las propuestas de las mujeres también han sido en relación a la paridad en la participación política entre hombres y mujeres, el reconocimiento en las cuentas nacionales del aporte de las mujeres que realizan actividades domésticas y el acceso a la seguridad social, el derecho a vivir una vida sin violencia y un adecuado acceso a justicia, soberanía alimentaria, entre otros.

Sin embargo hemos presenciado en los medios de comunicación una desproporción en la cantidad de información que existe alrededor del tema del aborto y las propuestas que constan en la agenda de las mujeres para la nueva Constitución. Representantes de los grupos "pro – vida" han tenido amplios espacios en los programas de entrevista, mientras que representantes de las organizaciones de mujeres tuvieron que valerse de acciones simbólicas, llevando una banda de pueblo a la afueras de ECUAVISA – Quito para pedir un espacio en medio de un debate provocado e incitado desde los medios de comunicación.

Las encuestas son la base de un espejismo donde pretenden mostrar una población uniforme: con las mimas ideas, con la misma fe, la mismas condiciones materiales, despojando a las ciudadanas y a los ciudadanos de su capacidad por decidir. En este sentido para poder tener una acertada imagen de nuestra realidad se hace imprescindible informarse, conocer y decidir tomando una prudente distancia de los medios y sus monólogos electorales.

No hay comentarios: