viernes, octubre 02, 2009

FEMINISMO

Nuria Barrios: El último siglo ha sido fundamental para las mujeres en Occidente. Hemos conseguido el derecho al voto, el acceso a la educación y al mundo profesional... El feminismo luchó contra modelos impuestos para sacar a la mujer del ámbito de lo privado, donde permanecía recluida, y permitirle avanzar en el ámbito de lo público, creado por y para hombres. Y consiguió sus objetivos. Nosotras somos la prueba de que es más fácil añadir que suprimir: hemos asumido nuevos roles sin apenas abandonar los antigua. Nunca hemos estado en una situación tan propicia y, sin embargo, hoy somos víctimas de nuevas y poderosas angustias y frustraciones. Curiosamente, el origen de esas tensiones no está en el ámbito público, sino en el privado. Tienen que ver con el cuerpo: la maternidad, la belleza, el deseo, la familia, el placer... Las primeras respuestas que dio el feminismo ya no sirven en esta etapa. El ciclo iniciado a principios del siglo XX se ha cerrado y ahora, a principios del siglo XXI, es preciso iniciar otro. El omnipresente referente masculino del ámbito público ha supuesto que las mujeres acallen su propio cuerpo. El determinismo biológico ha muerto y está bien enterrado. Ahora se trata de algo diferente: conocer nuestro cuerpo, ese lugar en el que hemos vivido tantos años. Es urgente que exploremos nuestra geografía más íntima para crear eso que algunas denominan "biología de la liberación" y otras "feminismo de interior". Para poder dar nombre a nuestros deseos.

No hay comentarios: