martes, enero 24, 2012

África: solo 8 países acceden a la anticoncepción


En los países en desarrollo –principalmente del continente africano– 86 millones de madres recientes no utilizan métodos anticonceptivos, y por tanto corren el riesgo de quedar nuevamente embarazadas en el año posterior al nacimiento, y afectar su salud y la del producto.

En la investigación “Cuadro de Datos de la Población 2011”, elaborado por la organización estadounidense Population Reference Bureau (PRB), en 2011 en las naciones pobres un 35 por ciento de embarazos ocurrieron en condiciones de alto riesgo, ya que sucedieron en forma no planeada menos de 15 meses después de que la mujer tuvo su parto.

La situación más alarmante ocurre en África, donde no se garantizan de manera efectiva servicios de planificación familiar para la población femenina, y la mayoría tiene un embarazo no planeado, incluso varios más luego de que ya han sido madres.

En ese continente sólo ocho países de los 56 que lo integran han logrado garantizar el acceso a la anticoncepción a más del 50 por ciento de la población, lo que deriva en que las africanas tengan un promedio superior de hijos con respecto al resto de las madres del mundo, indica el PRB.

Precisa que en países como Congo y Níger, donde el porcentaje de mujeres casadas que utilizan métodos de anticoncepción no llega a 10 por ciento, el número promedio de hijos por madre es de 5 y 7, respectivamente. Tales nacimientos son producto de embarazos frecuentes.

De acuerdo con la investigación del PRB, tener embarazos frecuentes pone en riesgo a la madre, pues ella no ha tenido el tiempo suficiente de reponerse físicamente, lo que al mismo tiempo deriva en hijas e hijos más débiles y una alta posibilidad de que el producto nazca con alguna discapacidad.

“Los niños que nacen con una diferencia de tres a cinco años tienen más posibilidades de sobrevivir y tener una vida sana”, por lo que resulta indispensable garantizar los servicios de planificación familiar para estos países en desarrollo, puntualizó la organización.

Como alternativa posible, el PRB plantea que para los gobiernos nacionales debe ser prioritario incluir en los servicios de salud pública, servicios de Planificación Familiar y Salud Materno Infantil, que brinden a las mujeres la posibilidad de acceder a servicios de anticoncepción.

No hay comentarios: