jueves, julio 26, 2012

Marta Graba: No hay kit de activismo que se adquiere vía Amazon.



Últimamente he escuchado a demasiadas personas que creen ser ciberactivistas porque "saben usar Facebook". Decir eso es más o menos como declarar que son activistas por los derechos humanos porque usan remeras (o playeras) de Amnistía Internacional.

La simplificación es cuasi ofensiva. Tengo un amigo que me dijo una vez: "Vos das talleres de Facebook". No. No. No doy "talleres de Facebook": utilizo una tecnología para realizar incidencia y producir un cambio en las políticas públicas. 


Creer que en un taller de ciberactivismo se aprende a usar Twitter es como pensar que en un taller de pintura se estudia el pincel. Las redes sociales son una herramienta más, un medio, un instrumento, nunca un fin en sí mismas (al menos, para el caso del ciberactivismo). Y de manera alarmante aparecen expertos que enseñan a twittear cuando lo importante es aprender a participar e incidir y a partir de allí, descubrir que un blog o un microblog o un video o un podcast puede servir a los fines de una campaña.


No simplifiquemos lo complejo. No automaticemos lo que requiere cierto análisis de escenarios y actores. No caigamos en un eslactivismo (slacktivism) tranquilizador de conciencias: si vamos a ser ciberactivistas, aprendamos qué es el activismo y utilicemos las plataformas tecnológicas como una herramienta más. No hay kit de activismo que se adquiere vía Amazon.


Y estudiemos. Aprendamos. Volvamos a estudiar. Analicemos. No se es ciberactivista ni experto porque se ha matriculado en un curso de cuatro horas donde se aprende a utilizar Facebook.


Originalmente leímos este artículo en el blog de:@martagaba

No hay comentarios: