miércoles, agosto 15, 2012

Vandana Shiva: Semillas de Libertad


Vandana Shiva entra en el auditorio de la Universidad Agraria de La Molina de Lima un viernes 3 de agosto mostrando su sempiterna sonrisa. El público impaciente se revuelve en la silla, es mucha la expectativa que genera esta mujer con su visita. El país vive un momento de conflictividad ambiental especialmente tenso. Las protestas de Cajamarca y otras comunidades andinas afectadas por la minería y nuevos proyectos extractivos no cesan, más bien se radicalizan como respuesta a las declaraciones de estado de excepción, detenciones de líderes sociales y periodistas: medidas represivas con las que el Estado no hace mas que empeorar un enfrentamiento que parece no tener fin.


“¿Se referirá Vandana a los conflictos? ¿Dirá algo sobre el proyecto Conga?” nos preguntamos algunas de las compañeras que hemos peregrinado hasta la conferencia de unas las principales representantes de la corriente del Ecofeminismo. Vandana se acerca al micrófono y con verdadero entusiasmo comienza su conferencia alabando la biodiversidad, la riqueza natural y cultural del país que visita. La biodiversidad no es casual, nos recuerda: es el resultado de un complejo sistema de equilibrios que nuestra actividad productiva pone al borde de la extinción".
Vandana lanza preguntas al público que nos hacen reflexionar sobre las formas de garantizar la soberanía alimentaria, la falta de reconocimiento de los saberes cotidianos de las mujeres de comunidades rurales y los orígenes teóricos del modelo de desarrollo que instrumentaliza la naturaleza en la maquinaria de explotación de recursos y acumulación de riqueza.
"¿Cómo logramos sistemas de desarrollo rural que puedan proveer alimentos? ¿Y cómo lo aseguramos sin que las comunidades campesinas ni las mujeres sean excluidas? Tenemos que eliminar las barreras que han llevado a la exclusión, lo que yo llamo el límite la de la creación, el muro que ignora el conocimiento de las mujeres campesinas. Este muro se construye cuando el conocimiento se divide entre científico y no científico, línea de pensamiento que inicia con la cacería de las mujeres como brujas y con la consideración de la naturaleza como naturaleza muerta y no como un sistema de elementos. El conocimiento sobre la naturaleza había sido tradicionalmente matriarcal pero con Francis Bacon y su método científico el conocimiento se patriarcaliza dando inicio a una monocultura de la muerte que cambia la manera en que nos relacionamos con la naturaleza: de una manera pacífica a una manera violenta. Este tipo de monocultura es contrario al concepto de biodiversidad".
Aunque en palabras de Shiva la biodiversidad es el petróleo verde del futuro, la tendencia generalizada es considerar la tierra como algo inerte, creer que las semillas y las plantas no tienen valor en si mismas sino que son meras contenedoras de genes. En la reciente cumbre de Río+20el concepto economía verde se refería a la privatización y mercantilización de toda la riqueza viva.
Todo este pensamiento es herencia de momentos históricos como la colonización la cual se basó en un supuesto: las tierras que se conquistaban estaban vacías, no tenían propietarios. Esto es lo que la activista llama síndrome de tierra vacía o de terra nulias. “Hoy asistimos a un periodo donde cinco corporaciones definen la bio nulia: la biodiversidad no tiene dueños, podemos privatizarla y cobrar regalías por su uso.”
En 1995 la Organización Mundial del Comercio aprueba el Acuerdo sobre Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC - TRIPS) que amplía el concepto de propiedad intelectual a los medicamentos, semillas, plantas y seres vivos. Desde entonces toda Argentina ha sido convertida en un desierto verde de Soja transgénica y la Amazonía de Brasil está en peligro de convertirse en lo mismo. La monocultura va acompañada de monocultivos que se expanden gracias al Acuerdo de propiedad intelectual sobre formas de vida como las semillas. “Todo lo que es útil se está intentando patentar” nos dice. “Las compañías hacen un mapeo genómico y patentan lo que leen que puede resultar útil. Cómo no saben qué parte es la genéticamente útil lo que hacen es patentar la semilla. Es la misma mentalidad casino que ha llevado a Europa a una espiral sin futuro. ”
EL CASO DE LA INDIA Y EL PROYECTO SEMILLAS DE LIBERTAD
Se dice que el desarrollo de la India va viento en popa. Los analistas señalan que su acelerado crecimiento económico pronto rebasará a China y no son pocos los que atribuyen esto a las bondades de los nuevos modelos de agricultura con OMG. “La publicidad muestra imágenes de agricultores riquísimos pero la realidad es que en una década y media decenas de miles de agricultores se han suicidado agobiados por las deudas contraidas con compañías que distribuyen OMG. Los que compran semillas modificadas a crédito son hombres, cuando las mujeres cuidaban las semillas no había deuda. Es necesario atender al impacto socio-político, a los cambios que generan estos organismos en las vidas de las personas. Asistimos a un modelo de crecimiento basado en el endeudamiento sistemático de las personas. Sólo formando parte de los circuitos financieros de acceso al crédito tengo acceso a semillas, alimento y otros productos básicos necesarios para garantizar la vida".
El proyecto Semillas de Libertad, Seedfreedom en inglés, promueve el uso de semillas autóctonas y la fabricación de telas con el método tradicional ghandiano. “Es un proyecto que apuesta por la no violencia en todos los eslabones de la cadena productiva” afirma su impulsora. “Tenemos que juntar las manos globalmente para impedir que se escriban leyes que permitan privatizar estos alimentos. Una semilla no es una invención, las semillas pueden ser modificadas pero no inventadas. Las semillas son la representación de miles de años de conocimiento sobre la diversidad y la cultura. Los seres humanos podemos elegir destruir la vida creando semillas estériles como las Terminator o preservarla mediante su libre intercambio. Las personas tenemos que ser una fuente que conecte todas las resistencias agroecológicas del mundo. El movimiento Semillas de Libertad defiende que la semilla es la fuente de creación y que el derecho de intercambiar y guardar semillas es un derecho fundamental inalienable de toda persona”. Frente a las leyes ilegítimas que hacen de las semillas una propiedad privada de las corporaciones, iniciativas como esta buscan detener el uso de patentes y promover la creación de bancos comunales que permitan su libre intercambio. Vandana nos invita a firmar una declaración de apoyo e informarnos más sobre este proyecto en su web: www.seedfreedom.in.
¿Y EN PERÚ?
En los últimos diez años Perú vive una época de bonanza económica, de crecimiento sostenido basado en la actividad extractiva de recursos naturales (oro, gas, cobre, petróleo…), la atracción de inversiones extranjeras y el fomento del turismo. Ha sido uno de los países de Latinoamérica que ha firmado los Tratados de Libre Comercio, acuerdos bilaterales que sustituyeron a los acuerdos comerciales multilaterales impulsados por el GATT. Este crecimiento viene acompañado de una cuidada estrategia de marketing que ha convertido al país en una marca internacional: la marca Perú y su logo de "P" en forma de espiral que, evocando a las Líneas de Nazca, se ha impreso en todo tipo de producto exportable. Este intento de venta del país al mundo ha hecho de la gastronomía su principal carta de presentación, alimentando un chauvinismo gastronómico que sin embargo convive con una dieta basada en la comida “basura o chatarra” en todos los sectores de la población. El ministro de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal y la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Carolina Trivelli, asistieron a la conferencia para mostrar la cara más amable de este proceso. La ministra menciono el programa Kali Warma, de nutrición infantil, impulsado por el gobierno, que busca enriquecer la dieta de los escolares con alimentos tradicionales andinos de alto nivel alimenticio como la Quinua, la Kiwicha o la Maca que lamentablemente se han ido desplazando de la dieta peruana.
Por su parte el ministro de Ambiente enfocó su intervención en los avances políticos y legislativos como la moratoria de 10 años que ha dictado el país para la introducción de OMG sobre la que señaló: “No es solo una compra de tiempo, es necesario investigar para tomar conciencia de la importancia de nuestros cultivos nativos y evitar que variedades tradicionales del Perú sean patentadas por otros países como ha ocurrido con el algodón Fox en Estados Unidos. Es necesario fortalecer zonas de agrobiodiversidad para mantener cultivos nativos frente a los monocultivos.” También mencionó el recientemente aprobado Reglamento sobre Agricultura Orgánica que en su consideración primera recoge la necesidad de “desarrollar formas de producción agropecuarias armónicas con el ambiente que conserva los recursos naturales a largo plazo, contribuyan a preservar la biodiversidad y que no utilicen o generen agentes contaminantes del ambiente, lo cual contribuye al desarrollo sostenible que busca el país”.
Sin embargo, las declaraciones de intenciones legislativas contrastan con el modelo depredador extractivista defendido por el gobierno de Humala. Quizás por eso y ante el inminente torrente de preguntas de los asistentes, los representantes públicos decidieron retirarse nada más acabar su intervención para evitar ser interpelados sobre las contradicciones entre su discurso y la práctica política.
Vandana Shiva, por el contrario, se quedó a dialogar con el público. Respecto al tema de la minería en el país hizo las siguientes declaraciones: “La industria extractiva solo da valor a lo extraído pero no reconoce la riqueza de todo el sistema ecológico que es destruido por ella. Necesitamos un cambio de pensamiento, el valor real no es el producto extraído -en este caso el oro de Conga- sino el agua del acuífero. Las minas no pueden afectar a las cabeceras de cuenca de los ríos porque vulneran los derechos básicos de las poblaciones“.
La definición de recurso elaborada por Shiva en el Diccionario del desarrollo. Una guía del conocimiento como poder, contrasta con el significado que domina el imaginario colectivo capitalista que desde la revolución industrial lo asimila a una materia prima estática. La activista hindú define "recurso" de la siguiente manera: originalmente significaba vida. Su raíz es el verbo latino, surgere, que evocaba la imagen de una fuente que continuamente surgía del suelo. Como una fuente, un 're-curso' surge una y otra vez, aun cuando ha sido repetidamente usado y consumido. El concepto destacaba de esta manera el poder de autoregeneración de la naturaleza y llamaba la atención a su prodigiosa creatividad. Además, implicaba una antigua idea sobre la relación entre los seres humanos y la naturaleza - que la tierra otorgaba dones a los humanos quienes, a su vez, debían estar bien avisados de mostrar diligencia para no sofocar su generosidad. En los tempranos tiempos modernos, 'recurso', en consecuencia, sugería reciprocidad a la vez que regeneración.
ALIANZA GLOBAL Y CONCIENCIA INDIVIDUAL
En todo el mundo el sistema está colapsando y necesitamos más opciones. El cambio climático ha provocado una aguda crisis alimentaria este año y el concepto de biodiversidad manejado por Shiva arroja luz en el camino. “Cuanta mas biodiversidad, mayor seguridad alimentaria tendremos. Solo mediante la preservación de la biodiversidad creamos resiliencias frente al cambio climático, manteniendo la adaptación climática de las especies. Sólo eso marca la diferencia entre evolución y colapso”. “La función de la alimentación tiene que conectarse con la red de la vida. No me gusta hablar de consumo, hay que crear una alimentación consciente. El alimentado debe ser un coproductor al elegir qué tipos de alimentos ingiere. Nuestra elección puede modelar el sistema. Justicia y sostenibilidad tienen que ser los valores que rijan nuestra relación con el sistema de producción”.
Una mujer del público sostiene el disputado micrófono –una decena de personas guardan cola para poder interpelar a la conferencista- “¿De donde sacas tanta energía para mantener tu lucha?”, pregunta. Paciente y sin un ápice de cansancio en la voz se dirige por última vez al auditorio: “Cada uno es una fuente de poder, tenemos que reconocer que tenemos responsabilidades, derechos, decirse a uno mismo: no me doblegaré frente al patriarcado, frente al monopolio de las semillas. Tenemos la energía para hacerlo dentro de nosotros. Necesitamos enfocar nuestra lucha en lo que realmente importa: la salud y el bienestar de las personas".
Leímos este artículo originalmente aquí en el Portal de Feminicidio.net.. Este artículo fue escrito por nuestra querida Yerbita Agustina Daguerre.




No hay comentarios: